28 octubre

email marketing para millennial o como enamorarles con un email

El efecto “tienes un email” para los millennials

Email marketing para las nuevas generaciones.

Cuando los que tenemos ya unos años hacemos memoria cinematográfica no podemos dejar de detenernos en una película emblemática de los 90: “Tienes un email” que, por si no lo recuerdas,  estaba protagonizada por los archiconocidos Tom Hanks y Meg Ryan. En ella se narraba la historia de amor surgida en la Red, a través de una larga cadena de correos intercambiados entre un magnate de las cadenas de librerías, mientras abre un nuevo almacén en Nueva York, y una librera del vecindario que tiene que cerrar por su causa.

El uso del correo electrónico para comunicarse era el colmo de la modernidad en esos años en los que aún no existían las redes sociales y los SMS’s costaban una fortuna.

Los 2000 fueron los años dorados del email hasta que surgieron las redes sociales que lo trastocaron todo. Basta el ejemplo de WhatsApp, mensajería instantánea canibalizando a los SMS’s, hasta el punto de que su uso actual se ha convertido en residual, por mucho que las operadoras de telefonía se empeñen en regalárnoslos con el paquete de conexión de turno.

Pero volviendo a los emails, la cosa es que hubo unos años en los que comenzó a primarse cualquier medio de comunicación digital salvo éste. Aparecieron muchos gurús y asimilados que manifestaban que “el email había muerto”, que la gente ya no tenía el más mínimo interés en abrir mensajes cuando podía comunicarse por cualquier otro medio social (la cultura de la inmediatez).

Sin embargo, el email nunca ha decaído en la empresa, ya que la mejor forma de mantener constancia por escrito de las comunicaciones es uno de estos mensajes. Mucho más cuando los correos electrónicos fueron admitidos como pruebas escritas de celebración de contratos, o válidos para notificar ciertas comunicaciones oficiales, por ejemplo.

El email  marketing vive hoy día un repunte ya que el afán de las marcas por mantenerse en contacto permanente con el cliente suscrito a sus newsletters, con los que forman parte de bases de datos de clientes preferentes o, simplemente con aquellos a quienes desean captar, lo mantiene muy vivo.

Para los que el correo electrónico ha ido inseparablemente unido a sus inicios en Internet, es completamente natural usarlos, tanto en el ámbito profesional como personal, pero, ¿los millennials y las generaciones posteriores abren y leen los correos electrónicos? La respuesta es que sí. Lo ratifican estudios que indican que 3 de cada 4 usuarios mayores de 15 años utilizan el email y lo consultan, al menos, 10 veces al día.

Pero lo cierto es que  no todos los usuarios hacen el mismo uso del email, por eso para los más jóvenes los remitentes debe esforzarse en buscar en ellos el efecto tienes un email.

¿En qué consiste ese efecto tienes un email?  Si recordamos la película, los protagonistas se mantenían día y noche pendientes de los mensajes que se enviaban hasta el punto en que, casi sin darse cuenta, se terminaron enamorando. Pues sencillamente de eso es de lo que se trata, de enamorar. Y ya que  los jóvenes están mucho más acostumbrados que el resto a utilizar masivamente todos los medios sociales a su alcance, la apertura y lectura de los correos electrónicos está cada vez más condicionada a lo capaces que sean los remitentes de ilusionarles con lo que se van a encontrar.

Ya que los más jóvenes son muy prácticos a la hora de comunicarse, solo prestarán atención a aquellos correos que les motiven realmente. Si una marca consigue mantenerles tan alerta como si de recibir el correo de un nuevo novio o novia se tratase, logrará posicionarse en su día a día y ser objeto de sus preferencias. De lo contrario,  la batalla del email marketing estará perdida.

Y no olvidemos que la juventud es esa edad en la que las relaciones amorosas cambian con mucha frecuencia y quien hoy es su persona favorita, mañana es la más detestable. Así ocurre con las marcas, que tendrán que ser muy cuidadosas para no perder su influencia a la hora de conquistar a estas generaciones.

AUTOR

Curiosa por naturaleza, aprendedora incansable. Más de media vida trabajando en Marketing, off y on, y poniendo en práctica día a día lo aprendido. Graduada en ADE y Diplomada en Empresariales. Fundadora de dos marcas dedicadas a la estrategia de Marketing digital y generación de contenidos.