8 agosto

El eCommerce visto desde dos puntos de vista

eCommerce para tu cliente y tu negocio

La tienda online desde dos puntos de vista

En nuestro anterior artículo sobre el eCommerce, hablábamos sobre su significado, tendencia y algunas otras generalidades para situaros. Hoy vamos a intentar abordar de una forma más concreta como debería ser tu eCommerce para que sea eficaz y te reporte una rentabilidad y un beneficio que justifique su existencia.

Esta reflexión podría abordarse desde muchos enfoques, mas o menos técnicos, sensacionalistas, “marketinianos” o innovadores. Sin embargo, ya que el objetivo es ofreceros cierta información que sea a la vez útil y asequible, vamos a plantearlo ciñéndonos a un doble enfoque:

1. Desde el punto de vista del Cliente:

El eCommerce debe ser un lugar sencillo, agradable y que ofrezca una experiencia de compra satisfactoria.

Por poner un paralelismo: sería como un centro comercial limpio y no masificado, o un pequeño bar de esos donde puedes sentarte tranquilamente a tomar unas cañas con los amigos.

Es decir,  debe ser un sitio donde te guste pasar un rato, aunque no tengas intención de comprar; pero que si quieres consumir, lo puedas hacer rápida y cómodamente.

Para ello hay que eliminar las barreras (esas incómodas escaleras a la entrada de una tienda), que en nuestro caso podrían ser:

  • El exceso de requerimientos para validar la compra de un cliente. ¿Realmente a alguien le hace falta el documento de identidad de un japonés si le está vendiendo aceite de motor…? Solo deberías pedírselo si lo exige un imperativo legal.

  • La inexistencia de alternativas de pago; entendamos que aquí se considera el pago mediante VISA lo mas generalizado y que el pago contra reembolso resulta incómodo por los riesgos que implica, pero … ¿acaso no hay mas alternativas? No hay que ponerle escalones a la venta sino, en todo caso rampas, suaves y cómodas.

  • Los idiomas: gástate lo que sea necesario para ofrecer a tu cliente la opción de comprar sin tener que tirar del traductor de Google (que, además, falla como él solo). Si no vas a tener clientes que te compren desde Tanzania, no traduzcas la web al suajili, pero tenla en buen inglés que es la lengua co-oficial de este país.

  • La página web de tu eCommerce debe ser “responsive”, es decir, debe estar adaptada a la navegación vía dispositivo móvil (smartphone o tablet). Por varias razones, y las dos principales:

    • A Google le gusta y te la pone delante en las búsquedas

    • Si gran parte de la ventaja del eCommerce radica en que se puede comprar cómodamente desde la cama o el coche, con el smartphone o la tablet, ¿que sentido tiene no aprovecharla?

Es muy conveniente completar la venta, ofrecer un valor añadido, al que viene a comprar.

Porque si no, la próxima vez le dará igual comprarte a ti o a tu competencia, que está en cualquier parte del mundo. Un detalle (no económico) es ofrecer información en forma de Storytelling (otro día hablaremos de esto), o vídeos atractivos.

2- Desde el punto de vista del Negocio:

Cada extra que ofrezcamos en un eCommerce cuesta. Cuidado con los excesos porque pueden salir muy caros.

Pese a lo que pueda parecer, Internet no es gratis. Así que cada extra que ofrezcamos en nuestro eCommerce nos va a costar dinero y habrá que pagarlo. Teniendo en cuenta que posiblemente estemos pensando en el eCommerce como una vía para ahorrar costes, mejor será tenerlo en cuenta.

Desde Marketing y Contenido recomendamos:

  1. Concreción: Menos es más, en muchísimos ámbitos de la vida. En este, también. En ocasiones no tiene sentido ofrecer online a tu cliente todo lo que tienes a la venta, lo tiene ofrecerle todo lo que puede querer comprar. Y concretar te hará que el proceso sea mas barato. Hay que tener presente que el mundo de la web y las redes sociales te permite ejercer un control bastante importante del proceso, así que aprovéchalo.

  2. Conoce a tu cliente:  Es la respuesta a la pregunta ¿cómo concretar en relación con  mi cliente?

    Hay muchas maneras de hacerlo, el “modo tradicional”, es decir, contar lo que vendes, cuando y a quien lo vendes, o utilizar herramientas de Marketing. Si tienes esta opción, te recomiendo que lo hagas: un buen Estudio de Mercado o aplicar el Data Mining no tiene por qué salir mas caro que lo que dejarás de vender si no las usas; más bien al contrario.

  1. Paciencia: el comprador va a comprar cuando tenga ganas o le haga falta comprar; bien está que llames su atención de vez en cuando o le avises de una promoción en algo que sabes que le interesa. Demostrarás tu interés y que lo valoras; pero no caigas en el defecto del spam, es tal vez la forma más sencilla de perder a un cliente.

  2. Un buen refuerzo para los eCommerce es la edición de una newsletter mensual (o con una periodicidad menor, pero sin abusar) donde avisar de campañas, descuentos, información útil, etc.

Y hasta aquí unas breves pautas de como debe ser un eCommerce. Aspectos básicos con los que puedes comenzar a pensar en lo más significativo.

AUTOR

Ignacio Conejo Moreno

Marketero por pasión y vocación, tras años en áreas de administración de empresas puedo dedicarme a lo que realmente me gusta. GastroMarketing, Marketing Deportivo, Curación de Contenidos y Social Media. Cuatro buenos palos.